Categoría: Relatos

Ya no hay silencio


Llevo muchas historias escritas en el cuerpo, pero una de ellas quedó prendida en mí de manera especial, si alguien quiere escucharla, derramaré mi voz en este escrito. Cuando la conocí, era una madre que asesinaba horas entre cacharros de cocina y detergente, llevaba esculpidos en la mirada, los hijos que la vida le cedió

Último día de feria


Ultimo día de feria, agoniza la tarde entre toldos y  caravanas,  todo sigue adormecido en la llanura, dejándose chamuscar por la brasa estival, mientras el horizonte va mutilando sin piedad al señor del cosmos, del que pronto solo quedará un trazo escurridizo apenas visible. Parece que fue ayer cuando llegaron y ya están recogiendo sus

Solo unos días


Cuarenta grados en la llanura manchega, el sol de julio sestea entre campos quemados, haciendo olvidar a quien ronda hasta su nombre. Los adoquines de la calle disparan proyectiles de fuego a aquel que exhiba su nariz. Imposible salir sin sucumbir en el intento. No es raro que nadie venga a recibirnos, sólo algún niño

En blanco y negro


A mis padres Reparo en ellos de entre todos los rostros que me escrutan porque lo hacen sorprendidos, parecen no haberse repuesto de la furia del aparato malicioso que les escolta y su mirada aún vacilante deambula entre el regocijo y el desconcierto. Seguro que hace unos instantes sobrevolaban las cabezas de los paseantes, con

Carta a la Navidad


Escribí una carta sin dirección ni remitente e imprevisiblemente llegó a su destino. “-No puedo decir que me alegro de saber de ti. Hace años que hubiera dejado de celebrarte, no sé si por hastío o pereza. Manejo la situación como puedo, poniendo miles de excusas a familiares y amigos que se empeñan en que